lunes, 16 de septiembre de 2013

Noticias desde nuestra amada Iglesia en Punta Arenas

Los días 7 y 8 de Septiembre al sur de nuestra nación, a 3800 klm de la ciudad de Santiago, en la austral ciudad de Punta Arenas se dieron cita una comitiva de 79 hermanos voluntarios provenientes de todo el país, encabezados por nuestro hermano presidente del VIUMP Engart Garces uniéndose a los 25 voluntarios de casa.
Con mucha expectación llegamos el día sábado a nuestra iglesia con la única motivación de engrandecer el nombre de nuestro Dios y recibir lo que él tenía preparado para nuestras vidas. Empezado el devocional, Dios se hizo presente desde el primer momento y empezó a llenar nuestros corazones, y a coronar con su hermosa presencia el esfuerzo tanto de nuestros hermanos que viajaron largas distancias para poder compartir de este momento glorioso, como de nuestros hermanos que con mucho amor y dedicación prepararon sus vidas, sus hogares y la iglesia para recibir tan hermosa delegación.
Cada alabanza entonada, cada expresión de gratitud que salía por los labios de nuestros hermanos, y cada mensaje entregado por Dios nos daba aliento, fuerzas y confortaba nuestras almas.
El culto nocturno fue glorioso, Dios derramo de su poder, de su gracia, y nos hizo sentir una vez más que tocábamos el borde de su manto solo con nuestra mano alzar. Las alabanzas y las oportunidades preparaban el camino para lo que sería una hermosa palabra donde Dios nos animaría a nunca dejar de hablar de Él.
El día domingo Dios nos tenía preparado algo especial, un tema impartido por nuestro pastor Alfredo Molina, nos mostraba la necesidad que tenemos de vivir en Santidad, guardando y apartando nuestras vidas para Dios. Descubríamos junto nuestro pastor atraves de la biblia como este hermoso regalo de la salvación debe de cuidarse por sobre todo procurando mantenernos en la gracia del Señor por medio de una relación viva, íntima y sincera manifestando una conducta santa como Dios lo desea para mantenernos en la bendición de la promesa de vida eterna.
Ese domingo por la noche el Señor coronó el cierre de esta hermosa actividad derramando su presencia y llenando el corazón de cada uno de los participantes, impartiendo gozo, paz y gratitud, superando nuestras más altas expectativas.
Agradecemos al Señor por su amor hacia nosotros manifestado atraves de nuestros hermanos del VIUMP, cada hermano asistente que bajaba del avión nos recordaba que somos amados de Dios y de nuestra amada iglesia Unida, que el amor de Nuestro Obispo, de nuestros pastores y de toda la hermandad a lo largo de todo nuestro país también nos alcanza a nosotros aun cuando seamos una de la iglesia más distantes y aisladas de nuestro país.
Al haber terminado este maravilloso evento observamos el resultado y podemos ver nuestros corazones consolados, nuestros espíritus fortalecidos y nuestros hogares bendecidos. Durante estos pocos días el amor de Dios ha visitado nuestras casas y hoy día la ausencia de nuestros amados voluntarios se siente pues desde el principio sabíamos que la palabra del Señor y su promesa se cumplirían en nosotros pues en ellos Dios nos enviaría su bendición.

Permanezca el amor fraternal. No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. Heb 13:1,2

Nuestros hermanos del VIUMP han marcado un hito en la historia de nuestra iglesia pues durante los 27 años de vida de nuestra congregación nunca habíamos vivido la dichosa experiencia de recibir tan numerosa delegación, por lo que valoramos profundamente el esfuerzo realizado por cada uno de ellos y por permitirnos vivir esta nueva y tan hermosa instancia en el Señor.
Para Dios Honra y Gloria

Pastor Alex Candia





 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario