miércoles, 17 de septiembre de 2014

Zonal JIUMP Iglesia de Traitraico IX región


Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”.
El día sábado 06 de Septiembre, una hermosa delegación compuesta por jóvenes de distintos localidades como Valparaíso, Viña del Mar, Rancagua, Rengo, San Fernando y de la Región Metropolitana fueron invitadas por nuestro Hno. Freddy Cisterna para realizar un apoyo a la zona Cautín de la IX región, donde con mucha alegría y entusiasmo pudimos llegar a la localidad de Traitraico donde encabezado por su pastor Jaime Santibañez  Caniulén quien junto a su congregación nos recibieron con mucha alegría por esta visita realizada por JIUMP, donde vivimos una comunión muy hermosa, conociendo una realidad distinta a la de las grandes ciudades del país, ser testigo como nuestros hermanos jóvenes en localidades tan aisladas alaban y glorifican el nombre del Señor con regocijo y alegría, muchas veces no importando la inclemencias del tiempo, ni los largos kilómetros que tienen que caminar para congregarse junto a sus familias, son lo que realmente nos muestran con cuanta gratitud nuestros hermanos alaban y glorifican a Dios.
A las 10:00 horas se dio inicio de nuestro día en la presencia de Dios, con un devocional dirigido por nuestro hermano Director Juan Araya en el cual fue leído en el libro de los Salmos  139:1-3 hablando de la omnipresencia de Dios en la cual nos protegió en nuestro pasado, nos ha cubierto nuestro presente y nos protegerá en nuestro futuro, ya que los planes de Dios son perfectos y es que por esa razón que debiéramos ser agradecidos en todo tiempo.
Luego de aquello se dio la oportunidad de poder conocer a nuestros hermanos que visitábamos en Traitraico, dando oportunidades a la comitiva como también a pastores de la localidad que asistieron a este hermoso encuentro, sin duda durante todo a lo largo del día y en este momento pudimos ver la palabra de Dios cumplirse “Mirad cuán  bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos y en armonía”.
Antes de disfrutar nuestro almuerzo, Dios nos habló profundamente e a través de nuestro hermano Director Josué Saavedra, el cual nos compartía el tema “un vivo celo por Jehová”. Dios nos enseñaba que hombres sencillos tal como nosotros, jóvenes, pueden ser grandes en Dios, lo hizo con Elias el profeta, levantando el estandarte del evangelio y teniendo las convicciones fuertemente marcadas en su corazón dijo: “vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy”. Nos instaba a buscar más y más a Dios, ya que era necesario en los tiempos que los jóvenes vivimos levantemos el nombre de Dios. ¡Gloria a Dios!Por la tarde nuestra necesidad de compartir lo que Dios ha hecho en nuestras vidas, se asistió a nuestro punto de predicación, donde un gran número de redimidos alzamos nuestras voces para anunciar del amor de Dios y demostrar a aquel pueblo que aún existe la oportunidad de ser hijo de Dios, nuestra necesidad de anunciar este evangelio fue mayor que el clima o el territorio en el cual nos encontrábamos, con mucho gozo pudimos ver como Dios respaldaba todo lo que hacíamos.
Llegando de nuestro labor de evangelizar se dio inicio a las  15:30 nuestro servicio zonal entonando el himno 305 “Un príncipe tenemos”. La palabra leída por nuestro hermano presidente Fredy Cisternas fue en Isaías 43:1-2“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”. El coro zonal hermoseó el servicio son sus alabanzas cantando al Rey de Reyes y Señor de Señores. La delegación de Santiago tuvo la oportunidad de alabar al Señor cantando una alabanza a Dios, también se agradeció por todas las atenciones hechas hacia la los hermanos que visitamos tan hermoso lugar.
Dios mediante su palabra nos mostraba la misericordia que ha tenido por nuestras vidas, entregándonos su cobertura y protección, que a pesar de los procesos que nos toque vivir, podemos ser testigo como su mano y amparo de amor nos libra de todo mal, aun de nuestros propios enemigos, cuando nos apartamos para Dios, cuando guardamos su preceptos y estatutos, él nunca nos abandona, el testimonio de aquellos 3 jóvenes (Sadrac,  Mesac y Abegnego) quienes prefirieron ser echados dentro del horno de fuego antes de doblegarse ante la idolatría y el paganismo, antes de seguir las corrientes de este mundo, aun siendo echados dentro del horno de fuego, el amparo de Dios fue con ellos cumpliendo su palabra,” Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”
Dios tiene una protección total sobre sus hijos, así como la tuvo con estos tres personajes, Dios la tiene para nosotros hoy, Dios es el mismo ayer hoy y por los siglos.
Nuestro coro zonal entonó la alabanza Eben- Ezer, donde la presencia de Dios se manifestó en nuestros corazones, la gloria de Dios había descendido en un pequeño y humilde templo, pero grande en bondad y de gratitud hacia Dios ¡Gloria a Dios!, porque pudimos sentir su presencia.
Antes de culminar nuestro hermoso y glorioso servicio, se realiza el trabajo de primicias se termina cantando el himno 347, “En horas tristes”.
Sin duda este viaje no fue un viaje cualquiera, sino que fue un nuevo encuentro donde Dios movió todas las cosas para que podamos conocerle. Dios siga respaldando y bendiciendo esa hermosa localidad de Traitraico donde se alaba a Dios en todo momento.
Agradecemos profundamente a nuestros pastores anfitriones y de la zona, a la congregación de Traitraico y la zona Cautín que con tanto amor nos recibieron y por darnos la oportunidad de compartir junto a ellos, la alegría del pueblo de Dios y saber que en tan lejanos rincones se alaba y se glorifica el nombre de Dios con regocijo.
A Dios damos honra y gloria por su gran respaldo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario