viernes, 30 de octubre de 2015

FELIZ CINCUENTENARIO

 
IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL
1 9 6 5   -   2 0 1 5
C I N C U E N T E N A R I O

Hoy estamos alegres y felices porque en este año, nuestra amada IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL, cumple 50 años de vida,  en compañía y al amparo de aquel que nos creó. Cincuenta años en los que hemos vivido penas y alegrías, pero nunca solos, pues siempre la mano de Dios ha sido nuestro sustento y durante estos 50 años hemos podido experimentar y apreciar su gran e inefable amor con el que nos ha confortado, apoyado y bendecido. 
Queremos recordar nuestra historia, pero para hacerlo, no  podemos olvidar nuestras raíces y de donde venimos: nuestra Iglesia es hija de la IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE, que administraba nuestro recordado Pastor y Obispo Manuel Umaña Salinas.
Dios es soberano en sus decisiones. ¿Quién conoce su mente? Los hombres no podemos entender sus disposiciones, pues para Él no hay pasado, presente ni futuro; Él es eterno, todo lo sabe y lo conoce y sus propósitos los realiza a su entera voluntad.
Para entender nuestra historia, debemos recordar lo dicho por ese gran profeta del siglo XX, al que ya mencionamos, quién en una Escuela Dominical a comienzos del año 1964, en el famoso templo de calle Jotabeche 40, inspirado por el Espíritu Santo, profetizó lo siguiente: VIENE UN PUEBLO NUEVO, PEQUEÑO, HUMILDE, QUE SERÁ GRANDE Y LLENO DEL ESPIRITU SANTO.

Para que este propósito divino tuviera su cumplimiento, Dios  requería de un varón valiente y lleno de fe, para que se pusiera en sus manos e hiciera su voluntad. Es así como el año 1927, en la ciudad de Valparaíso, una humilde y bendecida mujer, llamada Sara Pulgar, concibió a ese varón y el 28 de Diciembre de ese mismo año dio a luz a un hijo de consolación que llamó CARLOS SERGIO, bautizado posteriormente por el reverendo Willis Hoover, pionero del avivamiento del año 1909, en nuestro país. Cuando este niño tenía 7 años de edad, con la inocencia que siempre lo caracterizó, Dios le mostró en un sueño lo siguiente: él se veía que siendo un pequeño niño, lo seguía un reducido grupo de adultos, grupo que iba creciendo al pasar los años y que llegaba a ser una gran multitud que formaba un gran pueblo que le seguía, siendo siempre él un niño. Dos años después, conforme al propósito de Dios es bautizado por el Espíritu Santo, bautizo que nunca lo abandonó y que le dio la unción y las fuerzas para correr la carrera que Dios le propondría. Ya crecido, en 1947, contrajo matrimonio con la hermana Otilia Alvarado Tapia, siendo llamado al Ministerio en el año 1953, a la edad de 26 años, en calidad de Obrero en la 3ª Iglesia de Valparaíso de la IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE, a cargo de 5 miembros y luego de una bendecida labor pastoral  y sin el reconocimiento de su Superintendente, en el año 1962, el Altísimo según su voluntad, insta a su Siervo Manuel Umaña Salinas, recomiende a su Directorio el ascenso del Obrero Carlos San Martín al grado de Presbítero. Esta divina recomendación fue aceptada por el Directorio por unanimidad de sus miembros. En el año 1963 es nominado como Secretario del Honorable Directorio de dicha Iglesia. Este cargo lo desempeña hasta el día 2 de Agosto de 1964. Ese día la IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE se sume en una profunda tristeza, pues quién había sido su guía espiritual por más de 50 años es llamado al cielo, hecho que produce un gran dolor y pesar en la Iglesia. Como consecuencia de este triste acontecimiento y de acuerdo a los estatutos vigentes y a su condición de Secretario, asume la dirección de la IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE, como Presidente Interino, hasta la Asamblea anual de 1965.
 

 
Debido al desconocimiento que las nuevas autoridades de dicha Iglesia hicieron, de las ultimas nominaciones y nombramientos que el fallecido Obispo había ordenado, y para que se cumpliera el propósito de Dios revelado en la profecía ya citada, 12 grupos de diferentes locales e Iglesias, que después de haber acudido a las autoridades gobernantes para que solucionaran algunas situaciones extrañas producidas después del  fallecimiento del Obispo Umaña, el Señor les insta a crear su nuevo Pueblo.
En reuniones previas a la fundación de este nuevo pueblo, no había unanimidad como llamarlo, pues cada cual tenía su propia inspiración. Esta situación se mantuvo hasta que el que había decidido que naciéramos,  instó al Pastor Antonio Castro Armijo proponer el nombre de IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL, proposición que fue aceptada por unanimidad.
El día 28 de AGOSTO de 1965 se cumple el propósito de Dios y empieza a realizarse el sueño del niño CARLOS SERGIO, nace el anunciado PUEBLO NUEVO: nuestra Iglesia; PEQUEÑO: compuesto por solo 12 grupos que reunían un total de 1.000 a 1.500 hermanos aproximadamente; HUMILDE: pues no había templos donde congregarse, pero creyendo que nuestro Dios lo llenaría de su Espíritu Santo y lo haría crecer para su gloria y honra.
En ese recordado día 28 de Agosto de 1965, se realiza un servicio inaugural en un humilde gimnasio de una pobre población llamada QUINTA BELLA, de la comuna de CONCHALI, sector EL SALTO, donde se reúnen después de haber realizado un numeroso y bendecido servicio de predicación en la vía pública, los miembros de estos 12 grupos procedentes de Valparaíso, Santiago, Linares y Buli para dar gracias al Todopoderoso por su amor y respaldo e informar a los presentes las bases y normas que regirían en este nuevo pueblo, como asimismo dar a conocer el nombramiento de su Primer Directorio, constituido por cinco miembros:
Presidente: Presbítero CARLOS SERGIO SAN MARTIN PULGAR, de la 1ª Iglesia Valparaíso; Secretario: Diacono LUIS ANTONIO CASTRO ARMIJO, de la Iglesia de Linares; Directores: Pastor JOSE MARIA MARTINEZ CORTES, de la Iglesia de Buli, Pastor LUIS RAMON SALAS ESPINOZA, de la Iglesia de Quilicura y Pastor PEDRO HENRIQUEZ SAAVEDRA, de la Iglesia de Luis Vicentini, hoy Quinta Normal en Santiago. 
 

 
 
En esta ocasión también se nominan y confirman como Pastores los hermanos que estaban a cargo de los sietes grupos restantes: Manuel Salinas Salinas en la  Iglesia 2ª de Valparaíso, sector Rodelillo; Luis Manuel Andrade Reyes en la Iglesia de San Luis, hoy Colon Oriente, Santiago; Ricardo Sánchez Troncoso en la Iglesia El Triunfo, Santiago; Manuel Jesús Castañeda Bougardt en la Iglesia de Peñalolén, Santiago; Bernardino Germán Quijano Soto en la Iglesia El Arrayan, Las Condes, Santiago y Raúl Delgado Gloria en la Iglesia de Peñaflor. Caso especial ocurre con el grupo que se reúne en la calle Las Mariposas que dirigía el hermano José Domingo Arredondo Arredondo, quien considerando su avanzada edad y tomando en cuenta el afecto que la hermanad mostraba por el Pastor San Martin le cede su lugar y posteriormente facilita su terreno para que allí se levantara el Templo que acogiera a estos hermanos.
De todos estos pastores, después de 50 años, solo nos queda uno, el Pastor de la Iglesia 1ª de Peñalolén, Presbítero Manuel Castañeda Bougardt a quien Dios guarde y bendiga.
Desde esta fecha en que oficialmente se consolida el nacimiento de nuestra bien llamada IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL, sus actividades espirituales se fortalecen vigorosamente y se estrechan los lazos de confraternidad entre sus Iglesias, visitándose continuamente y respaldándose en oración, en espera del año 1966, pues en los días del 7 al 10 de Abril, en la ciudad de Valparaíso se realizaría su Primera Asamblea Anual, en el Templo de calle Victoria N’ 3053.
Fue esta Asamblea de reuniones de Paz y de Gozo en el Señor, los que sembramos con lagrimas, con gran regocijo fuimos consolados y si hubo llanto y lagrimas durante el desarrollo de ella, fueron de gratitud al sentir la presencia gloriosa del Espíritu Santo en nuestro medio. Allá, en ese humilde Templo, Dios nos muestra que la creación de este nuevo pueblo no fue voluntad ni egoísmo de hombre, sino su soberano propósito, pues en el servicio nocturno del día 8 de Abril, al entonces Pastor San Martin, se le muestra un lienzo que a lo ancho del templo se extiende con la leyenda 150 AÑOS en letras doradas. El Pastor  manifiesta que él no tiene claridad que significa esta visión, pero que al día siguiente Dios se lo revelaría por la exhortación de su palabra. El sábado 9 exhortó el mensaje del Señor el Pastor Ramón Salas, basando sus palabras en el Evangelio de Lucas, capítulo 2 que narra el nacimiento de Jesús. Al término de su predicación, nuestro recordado Obispo San Martin, se pone en pie y lleno de gozo dice que Dios le ha revelado el significado de la visión del día anterior: explica a los presentes que, en el cielo, Dios había determinado hace 150 años el nacimiento de este  nuevo Pueblo, pequeño, humilde, pero que sería grande y lleno del Espíritu Santo. Esta revelación produjo en la hermandad un éxtasis espiritual sin límite, pues ella nos indicaba que el Altísimo nos había elegido como remanente para seguir con la unción que Él había derramado el año 1909. En el servicio de Clausura se efectuaron las primeras unciones de Pastores: los Pastores Diáconos Antonio Castro Armijo  y Manuel Salinas Salinas son ungidos Presbíteros y los Pastores Ramón Salas Espinoza, José María Martínez Cortes y Pedro Henríquez Saavedra son ungidos Diáconos.
Ese mismo año, la Iglesia tiene su primer fruto, nace en la ciudad de Talca, donde se nomina como Pastor de ella al Presbítero Alejandro Cañete Naranjo.
En el año 1967, nace la Iglesia en Rengo y allí se nombra al hno. Zacarías Saavedra como su Pastor; en Santiago, por voluntad de Dios, nace la Iglesia 1ª de La Granja a cargo del hno., José Arredondo como su Pastor.
 

 
En este mismo año la Iglesia es reconocida por el Gobierno de nuestro país mediante el Decreto Supremo Nº 1121 del Ministerio de Justicia otorgándole su Personería Jurídica de Derecho Privado.
También en el año 1967, se edita el primer número de su Órgano Oficial, llamado SOL DE JUSTICIA y se nombran los dos primeros Supervisores de la Iglesia: Pastor Presbítero Carlos San Martin Pulgar, Supervisor de la zona Norte y Pastor Presbítero Alejandro Cañete Naranjo, Supervisor de la zona Sur.  
Sería largo enumerar, la acrecencia de las Iglesias que a través de los años se han consolidado, tanto en el país como fuera de él, pero es necesario hacer un alto en la VII Asamblea Anual General del año 1972, realizada en los contrafuertes cordilleranos del gran Santiago, en el sector llamado El Arrayan, comuna de Las Condes, donde el Honorable Directorio, unánimemente, pide al entonces Presidente, Presbítero Carlos Sergio San Martin Pulgar, accediera ser ascendido a la dignidad de Obispo. El rechaza esta petición, lo que provoca que todos los Pastores presentes  insistieran en ella considerando el respaldo que el Dios Trino le ha concedido, pues los Pastores solicitantes suman 66 voluntades que han sido testigos de revelaciones y testimonios sobre el particular. Luego de un íntimo y profundo momento de meditación responde diciendo: Siendo así, me inclino a la voluntad de Dios y de la Asamblea de Pastores que así lo siente. El Señor me ayude. El año 1972 quedara para siempre en la memoria de nuestra Iglesia, pues en su mes de Febrero es ungido el primer Obispo de nuestra IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL.
 
  
 
En el año 1974, Dios permite cruzar la cordillera de Los Andes para predicar el Evangelio del Señor Jesucristo en Argentina, nación en la cual el Señor ha confirmado maravillosamente su Obra.
En el año 1983, nuestro Obispo San Martín, junto a otros representantes de la Iglesia Chilena es invitado a participar de un Congreso Mundial de Líderes, en AMSTERDAM, capital de Holanda. A este Congreso asistieron 6.000 líderes de todo el mundo
En el año 1986, nuestro Obispo envía una delegación de Pastores y hermanos a participar en un Congreso Mundial de Lideres Jóvenes en AMSTERDAM. Esta delegación estaba constituida por los Pastores Luis Matus Sáez de la  Iglesia 1ª de San Miguel, Juan Mesías Urriola de la Iglesia 1ª de Antofagasta, Abraham Mena Morales de la Iglesia El Triunfo, Juan Ormeño Lagos de la Iglesia 2ª de Linares, Enrique González Pino de  Iglesia 1ª de Talca y los hermanos Andrés Valenzuela Sepúlveda y Enzo Vásquez Rojas. En este Congreso participaron 10.000 líderes jóvenes de diferentes países
En el año 1986, Dios nos hace cruzar el Océano Atlántico para  arribar en Francia, en Les Ulis, localidad cercana a Paris, donde se establece nuestra primera Iglesia en el viejo continente a cargo del hno. Antonio Portella Sánchez como Pastor de ella.
En el año 1988, el Altísimo nos lleva a Canadá, a Toronto, donde se inicia la Obra a cargo del hno.  Julio Salinas, como Pastor de ella
En 1989, se establecen dos nuevas Iglesias en el extranjero. Una en Estocolmo, capital de Suecia, a cargo del hno. Pedro Pérez como Pastor. La otra en Sídney, Australia, a cargo del hno. Daniel Astudillo como Pastor, Iglesia que posteriormente adquiere una propiedad que incrementa nuestro patrimonio.
En el año 1991, el nombre de nuestra amada Iglesia Unida es conocido en Estados Unidos. Allí también se inicia la Obra del Señor.
En el año 2006, Dios nos permite llegar a España y en la ciudad de Barcelona se inicia una nueva Iglesia a cargo del hno. Washington Ramírez Medero como Pastor de ella.
Durante todos estos años, la profecía de Dios dicha por nuestro Obispo Manuel Umaña Salinas ha seguido cumpliéndose, pues ese Pueblo Pequeño del año 1965 ha ido creciendo según la voluntad de su Creador.
En el año 2008, toda la Iglesia Unida, en Paris, en Toronto, en Estocolmo, en Sidney, en Barcelona, en Argentina y desde Arica hasta Punta Arenas,  se estremeció al conocer que el Señor había llamado a su presencia, para darle un merecido descanso, al Patriarca, Profeta y Rey de la Iglesia, nuestro Amado y recordado Obispo Carlos San Martin Pulgar, el día 31 de Mayo, a las 12:50 horas, después de 43 años de una exitosa administración espiritual y material, pues su legado es maravilloso: los 12 grupos iniciales Dios los multiplicó de tal forma que al momento de su fallecimiento eran 345 Iglesias. En Chile había 306 Pastores, en Argentina 30 Pastores, en Francia 1 Pastor, en Canadá 1 Pastor, en Suecia 3 Pastores, en Australia  3 Pastores y en España 1 Pastor.
Su partida, que causó gran dolor en la Iglesia sería difícil de superar, pero al recordar y apreciar lo que Dios hizo con él, ha ido consolando a su Iglesia, pues el descansó de su trabajo, mas sus obras con el siguen. De ellas podemos mencionar:
CREACION DE LOS CUERPOS DE LA IGLESIA:
J.I.U.M.P - JUVENTUD IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL. En 1976, se realiza la primera convención de la juventud en la Iglesia de Rancagua, en el mes de Abril y su primer Jefe y moderador fue el recordado Hno. Andrés Valenzuela Sepúlveda.

 
CUERPO DE PASTORAS Y DORCAS. En el año 1977, durante el desarrollo de la décimo segunda Asamblea General Anual, se organiza este Cuerpo, nominándose su primer Directorio: Presidenta: Pastora Otilia Alvarado Tapia, Secretaria: Pastora Haydee Sepúlveda Merino, Tesorera: Pastora Irma González Maureira y Directora, Pastora Luzmira Rivera.
 
     
 
 
En esta misma Asamblea, se da respuesta a la petición unánime del Honorable Directorio, formulada a nuestro Obispo San Martin, para que su esposa, Pastora Otilia, sea ungida como la primera Diaconisa de la Iglesia. Nuestro Obispo analiza esta petición y entendiendo que ya es tiempo para ello, accede a esta solicitud y la ceremonia de la unción se lleva a efecto con mucho fervor y alegría en la reunión de clausura de dicha Asamblea.
C.I.U.M.P - CICLISTAS IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL.  Este cuerpo fue creado el 21 de Mayo de 1988 en una reunión celebrada en la Iglesia de Quilicura, por disposición de nuestro Obispo, en respuesta a una solicitud hecha por los ciclistas de las diferentes Iglesias de Santiago, considerando el esforzado trabajo que ellos realizan para llevar el evangelio del Señor, con gozo y alegría, a lugares lejanos y de difícil acceso. Su primer Jefe fue el Hno. Jair Espinoza.
 

 
V.I.U.M.P - VOLUNTARIOS IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL U HOMBRES DE COMPROMISO,  Este cuerpo se constituyó el 29 de Abril de 2002 en la Iglesia 1° de La Granja y fue el último cuerpo creado durante la administración de nuestro Obispo. Su primer Jefe fue el Hno. Ergand Garcés.
 

 
EDIFICIO CORPORATIVO DE LA IGLESIA.
El año 2000, el 1º de Mayo, es consagrado este Edificio, producto del proyecto que fluye en la mente del Ungido de Dios, debido al crecimiento acelerado con que Dios bendecía su Iglesia, la que necesitaba de la construcción de un edificio que tuviera las comodidades necesarias para realizar reuniones del Directorio, de Pastoras, de Pastores, de la Juventud, de los Ciclistas y de otras actividades. 
 
 
IGLESIA CONOCIDA NACIONAL E INTERNACIONALMENTE.
El prestigio que Dios otorgó a su Iglesia, hizo de su Siervo un Obispo muy conocido en nuestro país y fuera de el. Fue vicepresidente de la Confraternidad Evangélica Latinoamericana, CONELA. Fue Consejero Permanente del Comité de Lausana, Suiza. Fue fundador y Presidente del Consejo de Pastores de Chile.
Muchos Siervos del Señor le buscaron porque  querían escuchar sus consejos e inspirados mensajes y gozar de su comunión. Entre estos podemos destacar la actitud del Obispo de la IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL DE CHILE, Reverendo Bernardo Cartes Venegas, quien junto a su Directorio y coro polifónico, visitó nuestro Templo Central para expresar su reconocimiento a nuestro Obispo.
Lo mismo hicieron los Pastores David Suarez, de San Bernardo y Oraldo Rojas, de La Cisterna, invitándolo a sus respectivos Templos junto con su Directorio.
IGLESIA DE DERECHO PÚBLICO.
Nuestra Iglesia, a partir del 1º de Marzo de 2001, por acuerdo de la Asamblea Extraordinaria de Pastores, decide terminar su condición de Iglesia de Derecho Privado y tener Personería Jurídica de Derecho Público solicitando su inscripción en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia. Este Ministerio le otorga el Nº 58 de dicho Registro.
Para asumir este estado, con fecha 29 de Abril de 2002 aparece publicado en el Diario Oficial, la aprobación de la reforma de los estatutos y el acuerdo de la disolución de la Personería Jurídica de Derecho Privado Nº 1121 y establece que los bienes y el patrimonio de esta entidad disuelta pasarán a la IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL DE DERECHO PUBLICO, Nº 58.
SUPERVISIONES DE AREAS.
Con el propósito de aliviar su arduo trabajo, nuestro Obispo procede a sectorizar las Iglesias del país en áreas, nominándose sus Jefes como SUPERVISORES DE AREAS, para que a ellos, los Supervisores de Zona informen de los problemas, solicitudes diversas de los Pastores u otras necesidades de la obra, a fin de que sean solucionados. El Supervisor de Área estaba facultado para representar al Siervo del Señor en consagraciones de Templos y otras obligaciones, debiendo dar cuenta de su trabajo por escrito a nuestro Obispo y a su Directorio. Con la partida del Siervo del Señor, el Presidente Interino de la Iglesia y el Directorio dan término a estas actividades, en espera de las determinaciones que tomaría quien lo reemplazara en tal alta dignidad.
Como un póstumo Homenaje a este gran Líder Espiritual y en reconocimiento a su labor, pues el fue el artífice que el Altísimo usó para dar forma y unidad a ese nuevo y pequeño pueblo, concurrieron a sus funerales, para honrarle con su presencia, varios Obispos de otras denominaciones, de los cuales podemos mencionar al reverendo Bernardo Carter Venegas, Obispo de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile y parte de su Honorable Directorio, una representación de la Iglesia Evangélica Pentecostal, representantes de la Mesa Ampliada, el Consejo de Pastores de Chile y autoridades de Gobierno, pues no debemos olvidar que, confiando en el Señor, durante su ministerio se dedicó a plantar Iglesias a lo largo de nuestra nación y fuera de ella.
También estuvieron presentes en este homenaje, con mucho pesar, congoja y llanto, todos los Pastores de la Iglesia, quienes junto a la hermandad de Santiago y a Delegaciones de congregaciones de Regiones lo hicieron confiando que la bendición que estaba sobre este pueblo, seguiría cumpliéndose, pues Dios no cambia, Él es el mismo, Ayer, Hoy y por los Siglos.
Asimismo, es digno y loable, en este cincuentenario, recordar y rendir un gran tributo y reconocimiento a una gran dama, una tremenda mujer de Dios, llamada OTILIA ALVARADO TAPIA, que por largos años fue su esposa, que comprendiendo la gran responsabilidad que Dios le había impuesto a su esposo, le secundó y aceptó, junto a sus tres hijas, lo que este trabajo significaba para la Iglesia y para la familia.
Todos los mortales somos pasajeros. La Iglesia debía seguir trabajando en la predicación del Evangelio del Señor y en las tareas que ella debe cumplir. Por este motivo asume la dirección de la Iglesia como Presidente Interino el Presbítero Manuel Castañeda de la  Iglesia 1ª de Peñalolén. Después de tres meses de oración y de acuerdo a las normas que regían esta triste situación, el Presbiterio de la Iglesia, inspirado por el Espíritu Santo,  decide que el Presbítero JUAN ORMEÑO LAGOS, Pastor de la  Iglesia 2ª de Linares asuma la administración de la Iglesia, por cuatro años, como Presidente.
Durante este periodo de transición y bajo la administración de nuestro Presidente Ormeño y su Directorio, la iglesia siguió trabajando arduamente, obteniendo un crecimiento con el nacimiento de nuevas Obras fuera del país y en nuestra nación, fortaleciéndose con las Arras del Espíritu.
 

 
En el año 2009, la Iglesia llega al Continente Africano, en la ciudad de Malabo de Guinea Ecuatorial, ciudad en la cual se establece una nueva Iglesia.
En este mismo año, celebramos el Centenario del Pentecostalismo en Chile. Para ello la Iglesia se reunió en el centro de Evento llamado Movistar Arenas, donde se realizó un hermoso y bendecido servicio al que concurrieron aproximadamente 17.000 hermanos.
En el año 2012, el 25 de Julio, nuevamente, por decisión del Altísimo, el Presbiterio de la Iglesia decide elevar a la dignidad de Obispo al Pastor Presidente, Presbítero JUAN ORMEÑO LAGOS.
En la Asamblea Anual Internacional del año 2013, el día 09 de Febrero,  el Honorable Directorio procede a efectuar la unción del Pastor Presbítero de la  Iglesia 2ª de Linares a la dignidad de OBISPO, en presencia de todos los Pastores, Pastoras y Delegados asistentes a ella y de la hermandad de Santiago.
 

 
 
Luego nuestro Obispo Juan Ormeño Lagos procede a elevar a dignidad de Diaconisa de la Iglesia a su digna esposa, Pastora Alicia Parada Acuña. La Asamblea, llena de júbilo, alabó a Dios porque nuevamente volvía tener un Obispo, hecho que trajo seguridad y bendición a la Iglesia, pues una vez más el Señor se había provisto de otro varón, que siendo muy pequeño se le profetizó que sería Pastor, el que ahora está  dispuesto a correr la carrera que el Altísimo le depara, confiando que la profecía daba en año 1964 por el entonces Obispo Manuel Umaña Salinas seguirá cumpliéndose, pues los hombres pasan, mas Dios es eterno.
Nuestro Obispo Juan Ormeño Lagos hizo suyo también el anhelo que tenía nuestro recordado Obispo Carlos San Martin, respecto de poder comprar una propiedad que permita edificar en ella un gran edificio para albergar la organización de sus Asambleas, sean Generales o Extraordinarias, otros eventos tales como las Convenciones de Dorcas, de la Juventud, de los Ciclistas y de los Voluntarios. Para lograr este objetivo se ha seguido trabajando en reunir el dinero necesario mediante las Ofrendas Especiales de Mayo y Octubre respectivamente,  
En el año 2014, nos lleva el Señor al Ecuador para predicar su evangelio, estableciéndose allí una nueva Iglesia. También nos permite establecer una Iglesia en la ciudad de Tacna, Perú.
Este año 2015, por inspiración divina, se invitó a los Pastores a ofrecer primicias entregando varones para ir a la Obra del Señor, en calidad de Obreros, considerando que este año celebrábamos 50 años de existencia. La respuesta a esta inspiración ha sido excelente, pues 58 matrimonios salieron de sus Iglesias para predicar el Evangelio de Jesucristo adonde se les enviara. Alegres nos sentimos, podemos apreciar que Dios está confirmando estas nuevas Iglesias. Dios bendiga a estas familias en sus respectivos Ministerios.
En este año, después de 50 años de arduo trabajo, la Iglesia tiene 410 Pastores en cinco continentes, de acuerdo a lo siguiente:
En Norteamérica 2 Iglesias: 1 en Toronto, Canadá y 1 en Utah, Estados Unidos.
En Europa 6 Iglesias: 3 en España: Barcelona, Madrid y Palmas de Mallorca,  1 en Francia: Paris y 2 en Suecia, Estocolmo y Vasteras.
En África 1 Iglesia, Guinea Ecuatorial.
En Australia 3 Iglesias: Wollongong, Sidney y Albion Park.
En América del Sur 398 Iglesias: 33 en Argentina, 1 en Ecuador, 1 en Perú y en nuestro país Chile 363.
Para terminar con esta escueta historia, debemos dar gracias al Dios Todopoderoso porque en estos cincuenta años, nunca hemos estado desamparados, siempre hemos gozado de su compañía, de su amor, de su consolación, de su misericordia y su bendición.
Ahora queridos hermanos, para concluir, rindamos un emotivo homenaje, primeramente a Dios que nos escogió para crear este pequeño pueblo, como también a aquellos que hoy no están con nosotros y que entendiendo su voluntad, dejaron de lado sus planes y metas y se pusieron a la voluntad del que los llamó para tan altas labores en su Iglesia, entre los cuales debemos mencionar a los Obispos Manuel Umaña Salinas y Carlos Sergio San Martín Pulgar, a los Presbíteros Luis Antonio Castro Armijo, Manuel Salinas Salinas. Ramón Salas Espinoza, José María Martínez Cortés, Pedro Henríquez Saavedra, Alejandro Cañete Naranjo, Luis Andrade Reyes, José Arredondo Moreno, Luis Solís Solís, Celestino Mancilla Aro,  y tantos otros Ministros, sus esposas y hermanos que, en sus respectivos campos, hicieron una gran labor. A nuestra Pastora Diaconisa Otilia Alvarado de San Martín y a los hermanos José Domingo Arredondo Arredondo y Andrés Valenzuela Sepúlveda.
Para ello les invito que con toda reverencia recitemos el Salmo 23 JEHOVÁ ES MI PASTOR.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario