viernes, 30 de octubre de 2015

Gran Celebración del Cincuentenario en Antofagasta

QUINCUAGÉSIMO ANIVERSARIO DE NUESTRA IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL
¡CINCUENTA AÑOS DE LA MANO DEL SEÑOR!
1965-2015
Los ansiosos días terminaron y finalmente llegó el gran Día.  “Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza; y su grandeza inescrutable.  Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos”. (Sal. 145: 3-4) El 3 de octubre del año 2015, las Iglesias del Norte se vistieron de solemnidad en la ciudad de Antofagasta,  para darles la bienvenida  a los más de 1380  hermanos  y hermanas  que nos honraron con su presencia para celebrar  este inolvidable Cincuentenario de nuestra amada Iglesia Unida Metodista Pentecostal. Iniciamos nuestra celebración a las tres de la tarde  con dos horas de Alabanzas a nuestro Dios Soberano, interpretadas por el Coro Nacional de la Zona Norte. A las 17:00 hrs. Se dio inicio a nuestro Servicio Nocturno, Presidido por nuestro Amado Obispo Juan Ormeño Lagos junto al  Directorio  de nuestra Misión.  La  honra de la  coordinación  la tuvo  nuestro  Pastor Presbítero y Miembro del Directorio de la 1ra. Iglesia de Antofagasta, Juan Mesías Urriola.  Se dio la oportunidad al Pastor Presbítero y Miembro del  Directorio Hermógenes  Agusto, de la 2da. Iglesia de Calama,   quien saludó a  nuestros hermanos y  agradeció al Señor en nombre de la Zona Norte porque su diestra ha estado con nosotros durante estos cincuenta años de peregrinación.
 
 
La exhortación de la Santa Palabra de Dios  estuvo a cargo de nuestro amado Obispo Juan Ormeño Lagos, en el Libro de Los Hechos, Cap. 1, Ver. 1- 11 “La Promesa del Espíritu Santo”.  Dios usó grandemente a nuestro amado Obispo, quien nos instaba a estar preparados para las consecuencias que se vivirán por promulgaciones de leyes en contra de los mandatos de la Ley de Dios. Así mismo, nos enfatizó que todo lo que somos es solo misericordia de Dios y que debemos de reconocer que Dios nos sustenta y es quien  ha prosperado a su pueblo.  Luego, se leyó una reseña histórica de nuestra iglesia en sus quincuagésimos aniversario, a cargo del Pastor Presbítero y Miembro del Directorio Nacor Arredondo Moya. Reseña emotiva que nos trasladó al año 1965 cuando se daban los inicios de nuestra iglesia, destacando la gran labor realizada  por el Primer Obispo de nuestra Misión   Carlos San Martín Pulgar y su esposa Pastora Diaconisa Otilia Alvarado Tapia (que hoy descansan en los brazos del Señor). Quienes siempre quedarán plasmado en la memoria de nuestra iglesia  por su loable entrega y dedicación al Altísimo, conduciendo la obra de Dios  con la dirección del Espíritu Santo, quien sin duda lo respaldó en todo momento. Nos faltaría tiempo para detallar el desarrollo de las iglesias  a través de los 43  años en el Ministerio como Pastor y Obispo de la iglesia Unida Metodista Pentecostal; tanto en chile como en el extranjero, gracias a la exitosa administración espiritual y material, su legado fue extraordinario, por misericordia de nuestro Dios.  Consolidando la obra de tal  manera que en  su partida había 345 iglesias. 306 Pastores en Chile, 30 Pastores en Argentina, 1 Pastor en Francia, 1 Pastor en Canadá, 3  Pastores en Suecia, 3 Pastores en Australia y 1 Pastor en España.  ”Del Poder de Tus hechos estupendos hablarán los hombres, y yo publicaré tu grandeza”. (Sal.145:6).
 
 
 
 
 
  La partida de Nuestro Obispo Carlos San Martín Pulgar, causó gran pesar  en la iglesia. Sin embargo su presencia no está entre nosotros pero sus obras hablan  y testifican de él. “Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, y cantarán tu justicia”. (Sal.145:7).
   
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Cabe destacar que por decisión de nuestro Redentor y después de haberse cumplido todo lo establecido en los Estatutos de nuestra Misión, el Directorio decide elevar a la dignidad de Obispo al Pastor Presidente, Presbítero Juan Ormeño Lagos de la 2da. Iglesia de Linares, siendo ungido en presencia de todos los Pastores, Pastoras, Delegados, hermandad de Santiago y Delegaciones de Regiones. “Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”. (Heb. 6:10)
Después de concluir este bendito reconocimiento  a los siervos de Dios,  se apagaron las luces para cantar el cumpleaños feliz y apagar las velas de la torta, honra que tuvo el Pastor Daniel Tapia y su esposa Pastora María Soto de la Tercera Iglesia de Antofagasta junto a nuestro Obispo Juan Ormeño Lagos y su esposa nuestra Pastora Diaconisa Alicia Parada. “Aclamad a Dios con alegría, toda la tierra. Cantad la gloria de Su nombre; Poned gloria en su alabanza” (Sal.66:1-2)
La Primera Iglesia de Antofagasta tuvo la oportunidad de saludar  a la hermandad con una hermosa alabanza al Señor interpretada por el Hno. Marco Mesías Cortés; así mismo, El Coro Polifónico de la Segunda Iglesia de Calama ofrendó un cántico a nuestro gran Dios. Todos los Pastores Anfitriones  encabezado por el Pastor Rodolfo Alfaro Ramos, de la Iglesia Roca de Horeb de Antofagasta entregaron recuerdos alusivos a  esta fecha tan significativa para el pueblo de Dios.  Posteriormente,  se otorgó una oportunidad especial a todos los Pastores y Pastores de la Zona Norte, desde Arica hasta Salamanca quienes exaltaron a Dios mediante una alabanza. “Y diréis en aquel día: Cantad a Jehová, aclamad su nombre, haced célebres en los pueblos sus obras, recordad que su nombre es engrandecido.  Cantad salmos a Jehová, porque ha hecho cosas magníficas; sea sabido esto por toda la tierra.” (Is.12:4-5)
  
  
 
Nuestro Pastor Presbítero Mario Ceballos Bravo, como encargado de la celebración  del cincuentenario en la Zona Norte,  agradeció primeramente a nuestro Señor Jesucristo por darnos esta oportunidad, a nuestro Obispo Juan Ormeño Lagos  y esposa Pastora Diaconisa Alicia Parada, los Pastores Miembros del Directorio,   los Pastores y Pastoras  anfitriones y demás Siervos de Dios  y  esposas,  e iglesias en general que se hicieron presente en este magno evento; y a todos los que de alguna manera hicieron posible la celebración de este Cincuentenario. “Mirad por vosotros mismos para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo”: (2Jn.1:8)
 
 
 
 
 
Damos gracias a Dios por el gran momento de júbilo vivido en la celebración de estos cincuenta años de vida de nuestra  Misión y porque nuestra celebración fue conducida en un ambiente de hermandad y gran espiritualidad.  Agradecemos al Señor por el amor y la entrega puesto en las iglesias anfitrionas,  cuerpo de Dorcas, Cuerpo de Voluntarios, Cuerpo Niños, Jiump, las diferentes comisiones: Protocolo, Audio,  a los 80 coristas del Coro Nacional, Coro Nacional de la Zona Norte, Presidentes y ayudantes a nivel nacional  de los diferentes cuerpos de nuestra iglesia, Corresponsal,  Enfermería, cocina, Seguridad,  a las iglesias de Tacna,  1ra. Iglesia De Arica,  2da. Iglesia De Arica,  1ra. Iglesia Iquique,  2da. Iglesia De Iquique, Iglesia Alto Hospicio,  Iglesia Alto Hospicio Dios Proveerá,  Iglesia Pozo Almonte, 1ra. Iglesia De Calama, 2da. Iglesia De Calama,  1ra. Iglesia De Antofagasta,  2da. Iglesia De Antofagasta, 3ra. Iglesia De Antofagasta,  4ta. Iglesia De Antofagasta,  Iglesia Roca de Horeb de Antofagasta, Iglesia Norte Alto Antofagasta, Iglesia Eben-Ezer Antofagasta,  Iglesia de Chañaral,  Iglesia Diego de Almagro, 1ra. Iglesia de Caldera, 2da. Iglesia de Caldera, 1ra Iglesia de Copiapó, 2da. Iglesia de Copiapó, Iglesia Copiapó Sur, Iglesia Copiapó Norte, 1ra. Iglesia de Vallenar, 2da. Iglesia de Vallenar,  Iglesia La Serena, Iglesia Serena Norte,  Iglesia de Coquimbo, Iglesia de Andacollo, 1ra. Iglesia Ovalle, 2da. Iglesia de Ovalle, Iglesia de Illapel,  e Iglesia de Salamanca. Agradeciendo de manera especial a nuestro Amado Obispo Juan Ormeño Lagos y Esposa Pastora Diaconisa Alicia Parada, al Honorable Directorio, a los Pastores y Pastoras anfitriones  y a todos los Pastores y Pastoras, y congregaciones asistentes a esta Bendita Celebración.  Una vez más podemos todos decir a viva voz Eben-Ezer, hasta aquí nos ayudó Jehová.   “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”. (1Cor. 15:58).
Para nuestro Dios que vive sea toda Honra, Gloria y Alabanza Por siempre.
Hna. Nancy Highfield
Corresponsal Antofagasta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario