jueves, 25 de agosto de 2016

CONSAGRACIÓN TEMPLO IGLESIA DE LAMPA

Reseña Histórica de la  Iglesia Unida Metodista Pentecostal en Lampa
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. [Josué 1:9]
lampafachada

Dios en su amor y bondad ha considerado a hombres para desarrollar labores específicas en el avance y crecimiento de su obra y es asi como les arenga a no desmayar y a esforzarse. Damos gracias a nuestro buen Dios porque en nuestra Iglesia de Lampa también nos a concedido un hombre y a una mujer que desde el primer día se han esforzado y con la ayuda de Dios no han desmayado, pese a dificultades inherentes al ministerio pero confiando que el Señor que les envió no los dejara, dandole la victoria, y hoy vemos un sueño hecho realidad, el anhelo de toda una vida….” la consagración del templo”.
La historia de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal en Lampa, tiene su origen a partir de los años 60, siendo en su primera instancia local dependiente de la iglesia de Quilicura, administrada en aquel entonces, por el presbítero Ramón Salas, que en paz descansa. Al conformarse como Iglesia, queda a cargo por un breve periodo, de nuestro pastor presbítero Manuel Trejos, actualmente ministro de la Iglesia de Colina Centro.
En el año 1972, provenientes de Til Til asumen la administración nuestro pastor Roberto Caro Gonzalez junto a su esposa nuestra pastora Enriqueta Cárdenas, quienes descansan en los brazos de nuestro amado redentor. El mismo año debido a un intenso temporal se derrumba el desgastado templo de adobe, único espacio de congregación, en ese momento fueron tocados corazones y manos dispuestas a trabajar para levantar un nuevo templo. Posteriormente en el año 1980, nuestra amada Iglesia, fue honrada como anfitriona de la conferencia semestral de pastores.
En el año 1989, parte al encuentro con nuestro Dios, nuestro pastor Roberto Caro, con un hermoso testimonio. Durante el mismo año y por algunos meses, queda a cargo de la congregación, el entonces hermano oficial y hoy pastor de la iglesia de Colina, Bernabé Escobar.
En noviembre del año 1989, provenientes de la ciudad de San Fernando, asumen la administración nuestro amado pastor presbítero Rubén Jiménez y nuestra amada Pastorita Ercilia Figueroa, quienes se trasladan a vivir a Lampa junto a dos de sus tres hijos Samuel y Ana.
Como hijos espirituales, hemos recibido el buen y sano consejo de parte de ellos, la buena doctrina y el aliento para seguir hasta el final de nuestra carrera.
En el año 1990, nuestro Pastor tuvo un arduo trabajo con trámites legales, ya que la Iglesia no contaba con su respectiva escritura, ese año se logra la regularización del terreno, inscribiendo la propiedad con escritura pública en el conservador de bienes raices a nombre de la IGLESIA UNIDA METODISTA PENTECOSTAL.
“Gloría a Dios por ello”.
Posteriormente en el año 1996, se trabaja en la nivelación del piso del templo, ya que al estar a las faldas del cerro, el piso era en forma ascendente. Asimismo en el año 1998, se construyen los baños de nuestra iglesia. Una bendición muy especial fue para nuestra Iglesia lo acontecido en noviembre del año 1999, donde se realizó un día de confraternidad, con varias Iglesias invitadas, grande y grata fue nuestra sorpresa, cuando nuestro recordado Obispo Carlos San Martin, nos dijo que estaría con nosotros. En aquella oportunidad, nuestra Iglesia no contaba con comedores, para esa ocasión se preparó un espacio a un costado con una carpa, al llegar nuestro Obispo, nuestro regocijo fue mayor, el se para en la puerta del costado del templo y nos dice “¡QUE HERMOSOS LOS COMEDORES QUE TIENEN!”, nos miramos sorprendidos, ya que lo que teníamos era una simple carpa, pero después entendimos que eran PALABRAS PROFETICAS, cuando Dios al paso de un tiempo, nos concedió unos hermosos comedores. Fue así que en el año 2.000, se trabaja arduamente en la construcción de comedores y cocina. Posteriormente en el mes de Agosto, del año 2002, nuestra Iglesia es honrada con el llamado al pastorado en ese entonces de nuestro hermano Samuel Jiménez Figueroa, Hijo de nuestros pastores y oficial de nuestra amada Iglesia, actualmente ministro de la Iglesia de Paine.
A fines del año 2002, se construye la Terraza y oficina de nuestro Pastor y se techa el pasillo.
Debido al crecimiento de la obra el año 2005, se trabaja en la ampliación del templo. Un párrafo muy especial lo acontecido a partir del año 2012, que de acuerdo a lo que nuestro Dios puso en el corazón de nuestro pastor y de algunos hermanos se da inicio a la remodelación completa del templo levantando las murallas renovando todo el techo, haciendo una nueva fachada y en términos generales una remodelación y amplición total del templo para su consagración.
En el mes de Febrero, del año 2015, por segunda vez es honrada nuestra Iglesia con el llamado al pastorado, en ese entonces nuestro hermano, Eliseo Espinoza Ormazábal, oficial de nuestra amada Iglesia. Actualmente ministro de la Iglesia de Laguna Verde.
Es digno destacar que nuestros amados Pastores, han continuado la gran labor que se comenzó hace mas de 40 años, logrando concretar grandes avances, que hoy podemos apreciar en nuestro hermoso templo. Todos estos trabajos se han podido realizar primero con la ayuda de nuestro buen Dios y también con la generosidad incansable de nuestra Iglesia, quienes de sus pobrezas han derramado amor y recursos por doquier, realizando distintos tipos de trabajos materiales incansablemente por parte de todos nuestros hermanos y hermanas, creemos que nuestro buen Dios les sabra pagar abundantemente. Así mismo como una gran Familia Espiritual, hemos compartido inolvidables momentos buenos y a veces difíciles como toda obra de Dios, que nos han servido para unirnos en amor fraternal Agradecemos a Dios por ver cumplido este hermoso sueño y a Él rogamos bendiga grandemente a nuestros Pastores e Iglesia en general.
Elevamos Honra y Gloría a nuestro amado Dios y con la ayuda de Él nos segiremos esforzando y seremos valientes hasta el dia de su venida…!!
Para Dios Honra y gloría…!

lampa4


lampa2


lampa5

lampa3

miércoles, 17 de agosto de 2016

CONSAGRACIÓN TEMPLO IUMP 1RA PUENTE ALTO

RESEÑA IUMP PRIMERA DE PUENTE ALTO
puentealto1
Somos una iglesia que proviene de una familia pastoral, Nuestra historia de mayor bendición comienza en el año 1967, luego de haber pertenecido a la Iglesia Metodista Pentecostal, Dios nos permite hacernos parte de la naciente Iglesia Unida Metodista Pentecostal, dirigida por nuestro amado obispo Carlos San Martin Pulgar, permitiéndonos el Señor participar de la también iglesia naciente San Joaquín, que pastoreaba nuestro recordado pastor Juan de la Cruz Díaz, en el living de su casa, fuimos participes de esta iglesia como coristas junto a los hijos de nuestro pastor Juan Díaz, participamos con ellos alrededor de dos años, fue entonces cuando nuestro padre, Pastor presbítero Carlos Moya Villouta, fue enviado como obrero para trabajar en la comuna de Puente Alto. Siendo las palabras proféticas de nuestro amado Obispo; “hermano Carlos, vaya a trabajar a Puente Alto en la obra del Señor y Dios le va a bendecir”. Llegamos a Puente Alto un día 20 de septiembre de 1969, sin tener un lugar donde reunirnos, nuestras primeras reuniones fueron al aire libre, ya que, desde la Comuna de La Granja, que era donde estaba nuestro domicilio viajábamos a Puente Alto y nuestras reuniones eran sólo, predicar, predicar y predicar la palabra de Dios. A veces debajo de un árbol terminábamos nuestras predicaciones y pidiendo la bendición y otras veces en algún hogar de algún hermano de buena voluntad que veía a un hombre y tres niños que caminaban por las calles entregando las buenas nuevas de Jesús.
Esto lo hicimos por espacio de varios meses hasta que nuestro amado Dios nos abrió una puerta en una pequeña sede social abandonada que media unos 2 X 4 metros, que nos facilitó la primera familia que Dios trajo a nuestra iglesia, siendo el jefe de familia de los que el Señor había llamado un dirigente vecinal de la Villa Paraíso Verde, villa en la cual hasta el día de hoy nos mantenemos predicando el evangelio de Jesús. Transcurrieron los años, en que permanecimos trabajando en la obra del Señor, donde Dios bendijo la obra, cumpliéndose así lo que Dios había dicho por labios de nuestro obispo Carlos San Martin, que el Señor bendeciría la obra en Puente Alto.

puentealto2

Dios permitió que se levantaran algunos locales en diferentes poblaciones de Puente Alto, locales que algunos de ellos hasta la fecha están constituidos como iglesias para la gloria de Dios.
25 años trabajo le permitió el Señor trabajar a nuestro padre como pastor de la iglesia Unida Metodista Pentecostal, Primera de Puente alto, a la partida de nuestra madre, pastora Marina Espinoza Alarcón, y por motivos particulares y familiares, nuestro padre decide entregar su pastorado estable de la iglesia Primera de Puente Alto en el año 1995, quedando por la misericordia de Dios y con la venia de nuestro Obispo Carlos San Martin, como pastor misionero.
La iglesia primera de Puente Alto, cambió su administración, quedando en ella el pastor Orlando Alarcón González, quien estuvo por espacio de 10 años.
En el año 2005 el señor por su misericordia nos permite retomar el trabajo comenzado por nuestro padre y continuar con la bendición que Dios había entregado a nuestra familia hacía ya 26 años, por labios de nuestro amado Obispo Carlos San Martin. Han pasado casi 11 años, y como toda obra del Señor hemos tenido luchas, pero por sobre todo mayores victorias que nos ha dado Dios.
Al volver a la que fuera nuestra casa en el año 2005, el Señor nos entregó una palabra profética, la cual dice así; “cuando el Señor hiciere volver la cautividad de Sion, seremos como los que sueñan, entonces nuestra boca se llenara de risa y nuestra lengua de alabanza, entones dirán entre las naciones grandes cosas ha hecho Jehová con estos, estaremos alegres”, si alabado sea el Señor, porque estamos alegres, felices por lo que el Señor hoy nos permite, hemos ido andando y llorando llevando la preciosa semilla, pero hemos vuelto con regocijo trayendo las gavillas.
Nuestra gratitud es grande con nuestro amado Dios, que nos ha guiado, también agradecemos a nuestros pastores que nos han supervisado, quienes han sido testigos de los momentos difíciles, momentos de dolor, pero por sobre todo de la misericordia y de la gracia que Dios ha derramado sobre esta iglesia Primera de Puente Alto.
Agradecemos muy especialmente a nuestro amado Obispo Juan Ormeño Lagos y su esposa, nuestra Pastora Diaconisa Alicia Parada de Ormeño, a su honorable directorio y a todos nuestros pastores y pastoras que clamaron a nuestro amado Dios por esta iglesia, y hoy podemos decir Eben Ezer, hasta aquí nos ha ayudado Jehová.